"EUROFANS, YO PROVOQUÉ EL TONGO EN OBJETIVO EUROVISIÓN 2017"

No sé si Toñi Prieto, Sony o Xavi Martínez intentaron tongar la preselección. Si así fue y alguien tiene prueba de ello por favor que vaya a un juzgado. Lo único que sé es que yo sí la manipulé . Y lo reconozco públicamente. Denunciadme.

Pero querido eurofan indignado, tú también lo hiciste. Todos lo hicimos. En el mismo momento que decidiste enviar un voto más hacia tu candidatura favorita o un voto al menos favorito para contrarrestar votos, entraste en el juego de manipulación que TVE permitió con sus bases. Un juego que daba a todos la oportunidad de tongar la preselección desde su humildes posibilidades.

Voy a analizar este juego perverso diseñado por TVE desde sus cuatro principales agentes para descubrir que las dudas las genera el propio sistema desde su inicio y no las personas que participan en él. Éstas lo único que hacen es aprovechar las lagunas de las bases para llevarse el pollo pato al agua. Y todos lo hacen, incluidos nosotros, los dignos eurofans.

Vamos a ello,



Elección de los candidatos

En el mismo momento que nos presentan a 5 candidaturas sin conocer los criterios por los que han sido elegidos estos y no otros (otros que no conocemos), en ese mismo momento, aparece la sombra de la prevaricación. ¿Por qué Manel Navarro? ¿Por Sony? ¿Por qué Mirela? ¿Por Tony? ¿O fueron elegidos porque simplemente eran una de las mejores candidaturas?

No nos indignamos por todos aquellos que quedaron fueran de esta selección a dedo. Ni exigimos con TT que se desvelarán los criterios de esta elección. ¿Y si descubrimos que algún artista (Raúl Gómez en 2015 o Ruth Lorenzo este mismo año) presentó un tema claramente mejor que los 5 elegidos? ¿invalidamos todo el proceso? ¿O solo los resultados de Manel Navarro en la gala?

Este punto se limpiaría de dudas si fuera un comité de expertos (locutores de radio, escenógrafos, compositores, publicistas, músicos, expertos en talents...) ajenos a RTVE los encargados de la elección de los candidatos, publicando los presentados y los elegidos finalmente. Como ya indiqué hace un año en esta entrada "Si yo fuera TVE".

Pero esto jamás se hará. Por tanto, si aceptamos a los elegidos, también deberíamos aceptar al ganador y a las influencias que le hicieron entrar en la competición.

El jurado

Un jurado musical en España siempre tendrán un vínculo directo o indirecto con algún candidato. Este país es muy pequeño, con solo 3 discográficas y 2 radios. Cualquier artista que haya intentado hacerse un hueco en la industria musical tiene, ha tenido o busca un vínculo con la industria. solo nos queda apelar a la profesionalidad de los elegidos. Si no, habría que eliminar directamente el criterio profesional en la elección.

Todos los años ha habido vínculos jurado-candidato. En 2014, Mónica Naranjo con el compositor de Brequette. En 2016, Edurne con Xuso y Barei. Y en 2017, Xavi con Manel. Pero, ¿por qué este año ha habido polémica con la votación del jurado? Sencillo, este año el jurado sí era verdaderamente profesional de la industria musical y no cantantes famosos.

Estos últimos se deben a su imagen ante el "pueblo". Jamás tomarían una decisión conscientes de que pueden dejarle mal ante los potenciales compradores de su música. Curioso que en años anteriores los jurados han dejado a los favoritos del público en su TOP2 Brequette-Ruth, Barei-Xuso para lavarse las manos, anulando el componente profesional en la elección del mejor candidato para Eurovisión. Pero este año ha habido un claro divorcio entre ambas entidades.

Tanto Xavi, como Virginia y Cárdenas, no viven de caer bien. Viven de su trabajo diario y propio. Su criterio profesional es más importante que el aplauso de 4 eurofans de gustos aislados. ¿Alguien puede imaginar que una chica que trabaja escuchando diariamente la música que suena en Radio3 va a votar con un 12 a la CLARAMENTE peor composición de las 5?.

Es curioso también que el único que votó a la favorita del público sea conocido por ser el mayor demagogo que tenemos en nuestras ondas patrias. Y sus últimas declaraciones así lo demuestran. Curioso que el único que siempre busca el aplauso del público (como los famosos jurados de ediciones anteriores) también decida colocar en su TOP2 a los favoritos previos del público. Las candidaturas de Sony y Tony eran antagónicas en concepto y propuesta. Si como profesional votas a una alto, es imposible que votes alto también a la contraria con ese mismo criterio.

Por no decir, que la vinculación de un solo jurado (Monica, Edurne, Xavi) no modifica la votación del resto. Y con el resto, Mirela quedó segunda, no última.

Por tanto, si queremos evitar susceptibilidades, el jurado debería dar su puntuación de forma general llegando a un consenso común y no particular, basado en estos puntos: afinación, escenografía, composición e idoneidad eurovisiva.

Será esclarecedor, si Manel, elegido por consenso REAL entre criterio profesional y criterio popular, nos dé el mejor resultado en años. Hasta Ahora, solo con la decisión del televoto (Ruth, Barei) o de TVE (Pastora, ESDM, Edurne) no hemos conseguido salir del BOTTOM popular en Eurovisión.

El televoto

Me maravilla las frases "España la quería a ella" y "el público es soberano".

Mientras TVE sea incapaz de superar el dígito de audiencia, no podemos asumir los resultados del televoto como "democracia real". En el mismo momento que las bases permiten las llamadas masivas como voto particular, este agente queda tan desvalorizado como la opinión de un jurado en concreto.

Porque no es lo mismo que te voten 300 personas a que 1 persona te vote 300 veces. Hecha la ley, hecha la trampa. ¿Quién me puede asegurar que los equipos de los candidatos no han comprado televoto? A mí, las frases de cierto mánager también me hacen dudar de la decisión del televoto tanto como a otros les hacen dudar la decisión del jurado.

Sí demandamos transparencia en el proceso de este año, también deberíamos pedir que se revelen los votos GEOLOCALIZADOS del público. Quizás nos daríamos cuenta que este agente podría estar tan manipulado como el jurado.

Pero, a diferencia de muchos, yo sí acepto que la ganadora de esa forma de televoto fuera Mirela. No denuncio públicamente una compra de votos porque no puedo demostrarlo y aunque pudiera hacerlo, no sirve de nada. Porque según las bases del concurso, comprar el televoto es legal.

Sí el equipo de Manel hubiera ganado el televoto, estoy seguro que el mensaje sería "Sony ha comprado el televoto" y no "España quiere a Manel". El año pasado esta duda también se produjo en torno a Barei y su capacidad adquisitiva. Pero claro, todos nos echamos encima de esa acusación. Porque era la diva ya elegida por los eurofans antes de la competición, por suerte para ella.

La duda en la compra del televoto existirá hasta que las bases solo permitan un solo voto GRATUITO por teléfono. Esa es la democracia real, un español, un voto en una gala con un gran share. Solo así la ganadora del televoto sí será del gusto general. Sí será lo que "España quería" y no lo que "el que más pasta se ha dejado quería".

Mientras tanto hay que asumir y aceptar los resultados del televoto aunque el sistema me haga dudar. Mirela ganó el televoto, punto. Y Manel, el jurado profesional, punto.

La producción

Y ahora el gran y mayor error de este proceso. El que sí deberíamos denunciar todos de forma unánime. El único que es demostrable y que afecta directamente a todos nuestros candidatos. El único por el que pagamos todos con nuestros impuestos, la "dudosa" producción del formato.

Una producción pobre jamás ayudará a ver el potencial de cada candidatura. Así también votamos de forma sesgada todos, jurado y público. Quizás si el equipo de Mario Jefferson (por poner un ejemplo) hubieran visto en pantalla su verdadera escenografía y les hubieran dejado llevar a esa ratonera todo su concepto escénico hubieran sido la revelación de la noche ganando incluso la pre.

Pero nunca lo sabremos gracias al equipo de "profesionales" de TVE y "amigos" externos. Cuando un televisión pública no ayuda a potenciar las candidaturas sino que encima, las hunde, difícilmente podremos votar de forma adecuada. A Mirela le destrozaron el concepto escénico con esa realización, a Manel no le enseñaron ni un 10% de los efectos escénicos que si presenciamos los que estábamos allí, a Leklein ese plato cenital de más de 30 segundos la mataron y así con todos los candidatos.

En estas condiciones, que también se han dado en años anteriores, lo único que puede provocar el WoW del público es el potencial vocal de los candidatos. Quizás por eso, en España, gana, año tras año, la diva de voz con garra porque es lo único que TVE no puede destrozar con su trabajo. De hecho, es curioso ver que al final la gente en Twitter se declinó por la que más impactó vocalmente, Mayka o Leklein o Mirela, dejando de lado a otras propuestas que basaban su candidatura en otros conceptos que dependían del buen o mal hacer de TVE.

Veremos si la televisión ucraniana una vez más demuestra, como hizo con Say yay, que una candidatura puede dar un giro de 180 con una buena producción a su alrededor teniendo el mismo tema y la misma cantante.

Es aquí donde todos nos deberíamos unir para demandar, exigir, patalear y gritar tongo, tongo y tongo. Tres años con una producción pésima por la productora vientoyaguafilms que sigue asumiendo este proyecto año tras año. Yo cuando lo hago mal, no me vuelven a llamar. Y este año ha sido hasta peligroso estar en ese espacio, con agresiones incluidas, sin regidor, con un solo guardia de seguridad y una única salida para público y artistas. No somos conscientes que lo que pasó no fue nada, para lo que podría haber pasado. Y es ahí donde deberíamos reclamar.

En definitiva, no es un jurado el que está corrupto. Es el proceso en si el que lo está. Si aceptamos todos, tanto candidatos como eurofans, entrar en el juego, que ya conocíamos antes de los resultados, también debemos aceptar el resultado del juego. Aunque nosotros este año no nos hayamos llevado la diva el pato al agua.

Menos #MirelaAEUROVISION después y más #TransparenciaEnEurovisión antes. Como OPS! ya hice yo el año pasado, "¿Por qué lo llaman preselección, cuando quieren decir paripré?"

Y acabo, apoyando al candidato electo como lo hice también en años anteriores a pesar que no fueran mis elecciones más deseadas. ¡Suerte Manel en Eurovisión 2017! Comienza la temporada eurovisiva y te vas a cagar porque te lo voy a criticar ¡todo!... ¡Qué te peines! ¡Sonríe! ¡Afina! ¡Baila! Así todo el rato. Acabarás deseando que TVE hubiera tongado la preselección a favor de Mirela. No te digo más.

Sí tú objetivo es la renovación del formato y no la renovación del candidato, no seas Luka y compártelo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. si votamos canción, sobraba la gala.. a mí me gusta DFYL pero Manel estuvo nerviosísimo y para mi gusto la parte primera, en donde "toca" la guitarra se le va, acaba mejor, es verdad (ya sin tocar), por eso no entiendo ese 12. Se entiende mejor el 5. Pero por qué no el 12 para Jefferson? Comparto tu opinión en trampas que hay pero sigo sin entender a ningún jurado. Cómo puede decir que su favorita es leklein y luego el 12 a Manel si en directo estuvo mejor leklein?

    ResponderEliminar