"OBJETIVO EUROVISION 2017: ¿QUIÉN SE ATREVERÁ A PRESENTAR CANDIDATURA?"



TVE ya ha desvelado su método de elección para 2017. Habemus cutrepre paripre pre!.

Aquel informe de fallos que nos prometió Toñi Prieto en la rueda de prensa posterior a "Objetivo Eurovisión" ha llegado a una conclusión...



Si algo falla, por qué cambiarlo?

Creo que TVE no es muy buena con las frases hechas y se han hecho un lío...

Este método, desde el punto de vista eurovisivo, puede ser tan bueno como una elección interna porque con ambos sistemas se ha demostrado que se puede encontrar el éxito en Eurovisión.

Pero a una preselección se le exige, ademas, que sea un éxito televisivo en si mismo. Asi se asegura también un posterior éxito en Eurovisión, algo esencial para atraer cada año a esos "candidatos profesionales" que buscan este año. Porque cuanto más repercusión y valoración social tenga el formato, más artistas con cierto bagaje en el país, se verán atraídos por participar en él. Sino que se lo pregunten a los responsables de casting de Tu Cara Me suena. Quién les diría en su primera edición que artistas que copan los número uno de nuestras radios como Álvaro Soler o Morat estarían dispuestos a asistir al programa.

Y es aquí donde residen mis mayores miedos, TVE ya ha demostrado en varias intentonas que aún no está preparada para conseguir crear un formato televisivo de éxito con su preselección para Eurovisión desde OT. Y hoy precisamente anuncia que volvemos a la marca "Objetivo Eurovisión" y a todo lo que evoca en nuestra mente dicha marca: gala sin personalidad con mal sonido, escenario omnipresente, escenografías pobres e incómodos juicios públicos al talento ajeno.

Con esta imagen de marca, ¿qué profesional en su sano talento, se atreverá a presentar candidatura? ¿Los artistas y compositores que sólo aparecen durante la temporada eurovisiva año tras año en cuanto oyen la palabra preselección? ¿Volveremos a los #eurocastings de preselecciones anteriores, focalizados en el nicho eurofan, que tanto alejan de estas galas a la audiencia generalista?

Me temo que si TVE no hace un lavado de imagen previo y público a la marca #ObjetivoEurovision, pocos talentos reconocidos y reconocibles, más allá del mundo eurovisivo, querrán presentarse.

Si TVE quiere recibir candidaturas tanto de profesionales reconocidos como de artistas incipientes alejados del cliché eurovisivo debe mejorar su "Objetivo Eurovisión" desde estos cuatro aspectos televisivos:

El casting y su repertorio:

Salvo el candidato web, los candidatos directos de RTVE parece ser que seguirán siendo elegidos a dedo desde la opacidad y según el criterio de no más de 3 personas. Por tanto, hay alto riesgo de que los temas y los perfiles no sean del agrado general o los temas nos parezcan desfasados (incluso para Eurovisión) y alejados de las corrientes musicales que se escuchan en nuestros coches, smartphones o playlist.

Urge que TVE se abra a un comité de expertos más heterogéneo en edad y visión para que realmente consiga que el público sienta que lo que escucha y ve en este formato es lo que escucha y ve fuera de él en su día a día. Porque una preselección, como cualquier formato musical de éxito, debe tener un casting y un repertorio reconocible para generar expectación previa antes de la competición.

La identidad propia:

"Objetivo Eurovisión" debe parecer de todo menos una preselección para Eurovisión. Pocos artistas minimamente asentados en el país querrán competir en un formato donde un plantel de compañeros de profesión juzgan públicamente su talento. Tampoco tienen ninguna necesidad de soportar, desde un taburete, como su nombre sube y baja de una lista mientras se aguantan la ceja para no marcarse un Ruth Lorenzo.



Debe contar con una mecánica y una imagen propia más allá de Eurovisión donde el festival no deja de ser la excusa para su existencia. Crear una identidad como formato de entretenimiento musical que huya de los tópicos eurovisivos y aproveche las mecanismos del show televisivo para enganchar al espectador. Porque la audiencia no son los eurofans.

La preselección se debe entender como un escaparate televisivo que muestra la riqueza musical del país. Diseñar un formato cuyo concepto sea el congreso anual de la música española, donde se presenta la nueva música que sonará durante todo el 2017 en España. La preselección entendida como acontecimiento musical anual y único desde donde se apuestan por los próximos hits españoles.

Un formato donde los artistas no sienta que serán evaluados como si estuvieran en primera de carrera de artista sino que sientan que el hecho de haber sido elegidos para mostrar su música en este formato es indicativo del hit potencial que supone su propuesta musical en el propio país.

En definitiva, Urge que TVE diseñe un formato alejado del concepto talent-show que juzga el talento para acercarse más al concepto "San Remo" que muestra y da valor a dicho talento.

La producción:

visto lo visto, y sobre todo oído, el año pasado en "Objetivo Eurovisión" ¿Quién se arriesgará a presentar por primera vez su single en directo en una gala de prime time donde el sonido es pésimo poniendo en entredicho su talento artístico?

Si queremos que nuestros artistas con cierto bagaje dejen de temblar ante la palabra "gala eurovisiva", TVE debe darles garantías sobre la producción del show. TVE ha de elegir un equipo de producción propio o externo que garantice por su solvente experiencia previa unos mínimos técnicos y escénicos. Un equipo de producción que permita sorprender al público en cada actuación y sobre todo que permita a los artistas plantear su candidatura de forma global incluyendo la propuesta escénica. Tal y como harían en el festival de Eurovisión. Así evitaremos las temidas "sorpresas nunca vistas en Eurovisión" con las que cada año nos ceban durante los preparativos eurovisivos.

Quizás la elección de una productora externa con gran experiencia en talents musicales y escenografías complejas podría motivar a nuestros artistas más reconocidos. Si no, que les aseguren que un equipo propio de TVE se dedicará en exclusiva a la producción del formato con presupuesto y timing necesarios para este tipo de producciones. En TVE también hay buenos profesionales capacitados, si les dejan.


Concluyendo, espero que TVE haya realizado durante estos meses una reflexión profunda de este formato televisivo, si desean asentarlo como método definitivo de elección de nuestro candidato. Este año, el verdadero objetivo de "Objetivo Eurovisión" no debe ser Eurovisión.

En este punto, espero y deseo que la iniciativa del "candidato web", elegido de forma pública y transparente, combinando la opinión de expertos y publico, sea un rayo de esperanza para el futuro. Un método de selección próximo al que propuse en esta entrada "Si yo fuera TVE".

Sino esto no es así, yo seguiré abogando por una elección interna con un comité de expertos profesionales ajenos a intereses propios que asegure una candidatura actual, moderna y fresca con la que consigamos repercusión nacional e internacional.

Si no hay ni aptitud ni actitud para ser suecos, por favor, seamos franceses o italianos.



Lee entradas relacionadas aquí:

"Por qué lo llaman preselección si quieren decir paripré"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario