"LA CALIESCENOGRAFÍA PARA ESPAÑA 2016. PARTE I. EL LOOK&FEEL"

Un año más aporto mi propuesta escénica para España. Pero este año aprovechando que tengo un blog para explicarme, presentaré todo el proceso que realizo para materializar las caliescenografías en videos animados.

En esta entrada, la parte I, detallaré el concepto artístico de mi propuesta escénica. En la parte II, presentaré el storyboard y ya, en la parte III, la propuesta definitiva. Así que agarrarse las pelucas rubias que voy!


Para el proyecto de España 2016:

- Convertiré una canción hecha para bailar en un viaje emocional.

Nos preocupamos demasiado en impactar a través de hologramas, mappings o cajas. Sin entender que un impacto, por concepto, dura unos segundos y una canción eurovisiva dura algo más, así como unos 180 segundos... Ouch!

El viaje emocional que viva la artista en directo enganchará al espectador desde el principio hasta el final como si de una película de sobremesa de antena 3 se tratara.

- Daré forma escénica a un mensaje sencillo y definido.

Un mensaje que nos afecte a todos para que el espectador se sienta identificado con lo que cuenta nuestra artista. Como ya hicieron Conchita (homofobia), Mäns (bullying), Polina (paz), Emelie De Forest (guerra).

Este año, por suerte, España tiene un mensaje potente, la superación personal ante las adversidades externas ya sea bullying, homofobia o inmigración forzada.

- Estructuraré este mensaje, como me enseñaron en el colegio que se estructuran los relatos, en tres fases: Inicio, desarrollo y desenlace.

Fases convertidas en los tres estados emocionales que se dan en el proceso de una superación personal:

En el inicio, el estado I, la caída ante los ataques externos continuados.

En el desarrollo, el estado II, la lucha interna contra nuestros miedos e inseguridades, creados por los ataques externos.

En el desenlace, el estado III, el subidón vital por la superación definitiva de nuestros conflictos internos.

- Definiré estos 3 estados emocionales con una iluminación, realización y actitud propias pero dentro de una estética visual conjunta para que se entiendan dentro de un todo (el mensaje global).

- Marcaré en cada uno de estos estados emocionales un efecto wow.

Recurso para sorprender al espectador, para evitar perder su atención y para mantenerlo enganchado a la historia esperando el próximo WOW escénico.

En el estado I, diseñaré el "espejo" para la reflexión antes de la caída.

En el estado II, el "ring de boxeo" para la lucha interna.

En el estado III, el "piano" para la diversión vital por la superación.

Obviamente, no planteo objetos físicos reales (horterada nivel la Concha de la Monetta) sino ambientes minimals basados en "juegos de luz" y "juegos de cámara" que evoquen en la mente del espectador dichos objetos y todo lo que ellos implican.

- Mostraré al coro en primer plano, incluso por delante de la propia intérprete.

A pesar de ello, el coro estará “no visible” durante las estrofas y solo aparecerá durante sus partes cantadas, a modo de “flash”. NUNCA mirarán a cámara.

El coro, todo femenino, como ya propuse en la entrada "si yo fuera barei", representa la voz interna de la cantante que le incita a seguir peleando.

Por ello, debe cantar SIEMPRE mirando a la protagonista de la historia. Así se consigue que, a pesar de su presencia, la atención visual siga focalizada en nuestra candidata. Ella siempre debe ser el centro de atención.

- Pintaré una cromática y una iluminación acorde a la época musical a la que nos traslada la producción del tema.

Del gris que inundaban los decadentes locales de jazz de Los 40 pasando por los total B&W de Los 90 para acabar explotando en la época dorada de Los 50.

- Diseñaré un set propio adaptado a la escala de una persona.

El set dimensionado para evitar que la cantante luzca pequeña en el gran espacio de Estocolmo, como pasó en Ucrania. Desde este set, la artista nos "contará" su viaje emocional por estos tres estados.

Cantará las estrofas desde aquí y sólo se abrirá al gran espacio de Estocolmo en los estribillos. Con ello, le daré al estribillo más potencia y empaque por contraste de espacios a la vez que implico al espectador en el grito de guerra de la canción. Todo el pabellón cantara los saiyeiyeiyie junto a nuestra candidata.

Y ya para acabar, os dejo el moodboard (tablero de emociones) diseñado para “Say Yay (haz click sobre la imagen para verla a mayor resolución que mi trabajito me costó):



Se trata de un collage de aquellas imágenes que evocan las emociones que deseas transmitir con tu escenografía. Del estudio del moodboard podré extraer tonalidades, luces, colores, tiros de cámara, expresiones corporales o formas que definan mi escena.

Una vez establecido el concepto artístico de base y sus condicionantes teóricos comienza ya la materialización. Toca decidir el tipo de iluminación, los tiros de cámara, la cromática, el set propio, el espejo, el ring, el piano, la posición de la cantante, las transiciones o los fondos en función de esta reflexión artística previa sobre la canción.

En el próximo post, “construiré” todas esas miradas (look) y sensaciones (feel) a través de imágenes que definan planos de cámara concretos.

Y recuerda, si te has emocionado intuyendo la caliescenografía en Estocolmo, no seas Luka y compártelo!

Puedes leer la parte II aquí: "La caliescenografía para España 2016. Parte II. El Storyboard"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios: