¿POR QUÉ LO LLAMAN PRESELECCIÓN CUANDO QUIEREN DECIR PARIPRÉ?

En esta entrada paso a detallar las características básicas de una verdadera Paripré. "Objetivo Eurovisión", formato perpetrado por TVE para elegir a nuestro representante en Eurovisión 2016 las reúne todas. Pasen e indignensen conmigo.

En una Paripré, no se publican las bases en las que se detallan los criterios reales para la elección de candidatos. Ni muchos menos con el tiempo suficiente para que los artistas puedan valorar sus opciones, gestionar sus agendas y elaborar una propuesta cerrada.

En una Paripré, no se necesita entregar un proyecto sólido y ni siquiera la canción debe estar acabada. Con una estrofa escrita en una servilleta de bar será suficiente porque para una paripré lo menos importante en un festival de la canción, es la canción.

En una Paripré, tienes más posibilidades de ser seleccionado si ahorras durante todo el año en vez de componer un tema, diseñar una escenografía y plantear una estrategia de promoción. Eso ya lo harás las 4 semanas antes de la paripré. Aunque en una paripré tampoco lo vas a necesitar porque los recursos técnicos y humanos de la televisión pública no te lo permitirá. En una paripré, lo importante no es la calidad musical y artística del proyecto propuesto sino el apoyo económico que hay detrás de él.

En una Paripré, hay flexibilidad de idiomas para dar una imagen de modernidad públicamente. Despues en los despachos, te sugerirán que "metas alguna frase en español" pero solo por tu bien. Los costes de la grabación de una nueva producción a contrarreloj no los asume la televisión pública porque estamos hablando de una paripré.

En una Paripré, se anuncian los candidatos definitivos mediante twitter y no mediante rueda de prensa. Ni mucho menos se presentan a los candidatos en un programa de prime time. Cuanto menos se sepa todo mejor. La opacidad es amiga íntima de la paripré.

En una Paripré, no se publican los temas completos sino que se desguazan en descripciones, luego en avances de 30" y luego ya el audio definitivo colgado en mala calidad en una esquina de la web de la televisión pública del país. Lo de dejar que se escuchen por primera vez en la gala sin más información previa para no intoxicar y votar con emoción y expectación desde la primera escucha como se hace en Eurovisión, no se estila en una paripré.

En una Paripré, se vende una gala al estilo nórdico pero se prepara en la mitad de tiempo que éstas, con la mitad de ilusión, con la mitad de creatividad y sobre todo con la mitad de promoción. Cuanto menos gente la vea menos plural y más controlada será la elección del ganador.

En una Paripré, se puede votar a una candidato de forma masiva por un coste 3 veces superior a la media europea. Así nos aseguraremos que los únicos que voten sean los talifanes de dicho candidato y su propia discográfica claro. Por supuesto, tampoco en una paripré se desvelan la cantidad de votos recibidos ni el lugar de procedencia.

En una Paripré, gana el que tenga mayoría de votos no el que quiera la mayoría. Democracia real ya. Un eurofan, un voto.

En una Paripré, la opinión de 6 personas tiene más peso que el de 1,5 mill de personas que solo saben votar lo que les gustaría volver a oír como pasa en Eurovisión. Quizás por eso España lleva abonada al bottom por televoto desde Soraya. Solo cuando el voto del público fue real y decisivo conseguimos salir de ese eurohoyo.

En una Paripré, no hay emoción ni hype por ver la gala porque ya conoces los candidatos, los temas , las NO puestas en escenas e incluso el probable ganador porque no hay competencia(Enhorabuena Barei).

En una Paripré, se vota desde es el principio de la gala basándote en un paseíllo a playback de los candidatos porque lo importante es recaudar dinero de los talifans que ya tienen su voto asumido hagan lo que hagan sus favoritos en directo.

En una Paripré, el sonido es lo suficientemente pésimo para que no puedas valorar el potencial real que tienen las candidaturas.

En una Paripré, no hay medios para realizar las escenografías ideadas por el equipo de los candidatos mostrando nuestra candidatura a Europa por primera vez en sus peores condiciones. Luego nos sorprendemos al ver a España hundida en las apuestas.

En una Paripré, decidimos a ciegas. Votamos una propuesta que no sabemos como sonaría con buen sonido ni como se pretende llevar al escenario eurovisivo encontrándonos después desagradables sorpresas a modo de pañuelos remendados, avioncitos humanos, bailarines disfrazados de muñecos diabólicos o moños tensos.

En una Paripré, hay que humillar a los profesionales que se presentan recibiendo puntos sentados en taburetes de tortura mientras los espectadores vemos sus caras de esfuerzo para no marcarse un Ruth Lorenzo.

En cambio, en una preselección, se publican las bases sean las que sean (económicas, artísticas o ambas) tras acabar Eurovisión intentando asentar un criterio estable. Así los artistas del país podrán estudiar la posibilidad de participar en años posteriores e incluso OH LOCURA! comenzar a trabajar en su candidatura 8 meses antes de la preselección.

En una preselección, los candidatos son elegidos por un comité plural de expertos en composición, canto, escenografía, comercialidad, marketing y publicidad ajenos a las filias y fobias de los 4 responsables de turno del departamento de festivales.

En una preselección, se promete a los candidatos elegidos una promoción en la cadena y fuera de ella durante dos meses antes de emitir la gala para que así estos ya vean beneficioso participar simplemente en la preselección.

En una preselección, se toman el tiempo necesario para producir una gala al nivel nórdico porque es uno de los programas que más interés genera en Europa y debe mostrar la capacidad de España para producir show musicales.

En una preselección, el sistema de votación se asemeja lo más posible al que será en Eurovisión. Así la canción ganadora tendrá más posibilidades de éxito ante toda Europa si, en las mismas condiciones de votos, ha convencido a la mayoría de españoles. Porque no es lo mismo que 100 personas mande 10 SMS por una candidato a que 1000 personas decidan mandar un voto a dicho candidato. Y es que, en una preselección, no se trata de llevar al candidato con el fandom más entregado sino al candidato con la mejor propuesta aunque eso deje menos dinero y menos visitas a la web de la cadena. España no se presenta al Eurovisión Fandom Contest.

En una preselección, no necesitan convencerte de su deseo por ganar Eurovisión ni de que las propuestas elegidas son las mejores que se presentaron porque lo verás por ti mismo. En una preselección no te pedirán actos de fe y no te tomarán por tonto.

Y sobre todo, en una preselección, no habrá necesidad de engatusar a eurofans a través de FAVs, RTs, menciones o frases grandilocuentes porque una preselección la ve una audiencia abrumadora y por tanto más heterogénea donde el eurofan no dejará de ser un target mínimo. Anda mira! Como en Eurovisión...

TVE no me tomes por #eurotonto y no lo llames preselección cuando quieres decir paripré, conmigo no cuela.

Si te has indignado al leerlo, no seas Luka y compártelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario