"4 CALIMOTIVOS POR LOS CUALES ES UN ERROR EL NUEVO SISTEMA DE VOTACIÓN PARA EUROVISION"


Esta semana se ha debatido mucho sobre el cambio promovido por la SVT, la televisión pública sueca, para conseguir más emoción durante las votaciones de Eurovisión 2016. En principio, ha recibido el beneplácito de la mayoría pero no hemos reparado bien en las consecuencias “televisivas” de esta decisión. Este nuevo sistema sólo hará disfrutar a los eurofans con sus adivinatorios TOP10 y no al gran público, el cual solo tiene interés real por su propio país.

A continuación, detallo las 4 razones por las que este cambio made in Sweden me parece un gran error.


1. Los favoritos se intuirá desde la primera votación

No sabremos quién será el ganador hasta el último momento pero sospecharemos entre quién está e trofeo desde el primer momento. La votación de jurado y público no suele desvariar mucho en su TOP10, salvo mínimas excepciones. Así, una vez anunciado el top del jurado ya sabremos quien se disputa el triunfo e incluso el TOP10. El resto de países vivirán su primera decepción y perderán interés por conocer la votación del público. Si tu país ha acabado en el top15-25 de jurado difícilmente conseguirá remontar esa posición en televoto.

2. Los países serán excluidos del juego

A medida que vayan anunciándose el televoto de cada país (de menos a más votado), los países irán desapareciendo de este juego de votos. Los suecos, debido a sus buenas posiciones, se olvidan que los países menos agraciados también sufrimos disfrutamos viendo como nos acercamos o nos alejamos del TOP10 o superamos a este o aquel país en el bottom5 ni siquiera podremos blasfemar contra los portugueses por no darnos ni un punto. Este juego de losers engancha más que saber quién es el ganador. Sinceramente, si no voy a ganar yo qué me importa quien gane ya (salvo que seas eurofan acérrimo).

3. Oiremos los mismos países constantemente

Que los portavoces anuncien sólo el 12 del jurado también es una mala idea. Esa decisión provocará que solo oigamos 3 o 4 países durante toda la noche ( Suecia, Rusia, Ucrania 12 points!). Muy divertido y muy fetichista para los países que suelen ser TOP5 pero muy humillante para los que vivimos en los bottoms año si año casi que también, nos aburriremos. Suecia está fomentando el odio entre países fuertemente. Y ella será de las más odiadas a partir del 2016 gracias a sus continuos TOP5. NO sabe lo que ha inventado.

4. Sistema demasiado complejo para ser entendido en directo

EL gran público no tiene el interés suficiente para informarse con antelación de este rebuscado método de anuncio de votos. Y no entenderán (tampoco les apetece mucho pensar un sábado por la noche) por qué su país que acaba de ser top5 (jurado) baja de repente al top13 (televoto). Esto fomentará los prejuicios que se tienen de Eurovisión aún más. A los eurofans nos deberían pagar un extra por las veces que tendremos que explicar en nuestros salones porque acaba de pasar eso.

Imaginemos al españolito de a pie viendo las votaciones de Eurovisión 2015 según este nuevo sistema de comunicación:
España habría sospechado su dramática posición desde la votación del jurado y la hubiera confirmado en los primeros minutos del anuncio del televoto al ser de los menos votados por público. Y a partir de ese momento la decepción por vernos en tal mala situación hará que el gran público cambie de canal indignado. Ya se enterara al día siguiente quien ha ganado. Eurovisión no solo vive de la pasión de los eurofans. A nosotros ya nos tienen ganados así comunicaran los votos por correo postal.

En definitiva, este nuevo sistema solo generará emoción continuada en 3 de los 43 países que participarán en Eurovisión 2016. Esos 3 países que no sabrán su posición real hasta el último momento porque se están disputando el triunfo. El resto nos convertiremos en voayeur del éxito ajeno. Por darle emoción al anuncio del ganador, este sistema se ha cargado de un plumazo la presencia durante toda la votación del resto de países menos afortunados.

La consecuencia más directa de esta decisión podría ser el bajón de audiencia durante las votaciones en aquellos países mal ubicados ya en las votaciones de jurado. A los espectadores nos importa quién gana el festival, por supuesto. Pero nos divierte mucho más conocer en directo quién nos vota y quién no y cómo baila nuestra posición en el tablero. Con el anterior sistema mantenían enganchados a todos los países durante toda la presentación de votos.

Espero equivocarme. Bueno, no. Quiero ser Gurú eurovisivo desos!

Y recuerda, si te estás deacuerdo, no seas Luka y compártelo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario